Drogadicción

Se le denomina droga a cualquier sustancia ingerida, inhalada o aplicada y que tiene la acción de estimular o deprimir el sistema nervioso ya que actúa directamente sobre el cerebro provocando euforia o aletargamiento y se manifiesta provocando un estado irreal de optimismo o relajación, es decir una forma falsa de percibir las cosas o las situaciones. Cuando el consumo de ésta crea una dependencia física o psicológica y se vuelve habitual como parte del disfrute de las idas a la disco o tiene que ser parte de la convivencia, o se consume para evadir situaciones de tensión, de olvidar la realidad entonces se vuelve una adicción.

Si usted tiene hijos, puede hacer mucho por prevenir la adicción:

·    Hable con ellos sobre los temas de interés de los adolescentes, incluyendo las sustancias adictivas (cigarrillo, alcohol, drogas ilícitas, medicamentos).
·    Infórmese bien y hágales saber a sus hijos que algunos medicamentos también pueden ser adictivos.
·    Muéstreles que existen muchas formas de manejar sus emociones (deporte, arte, música) diferentes al uso de drogas. Discuta con ellos acerca de los riesgos que implica el consumo de sustancias psicoactivas.
·    Refuérceles su propia autoestima, valorando sus capacidades y corrigiéndolos cuando sea necesario. Muéstreles afecto sincero.
·    Si usted, padre o madre, en alguna ocasión ha consumido drogas, hágaselo saber a sus hijos, discuta con ellos su experiencia y explíqueles los perjuicios que el hábito le produjo.
·    Además, hable con los jóvenes acerca de las implicaciones legales de la posesión de las mismas.

Para reforzar el diálogo, los padres deben ser el primer y mejor ejemplo de sus hijos: no consumir alcohol en exceso y rechazar las drogas.